BLOG

Sin categoría > ¿Cómo Cambió la Línea de Producción Móvil la Industria?
¿Cómo cambió la linea de producción móvil a la industria?
¿Cómo Cambió la Línea de Producción Móvil la Industria?

En 1913 Henry Ford inauguró en su fábrica conocida como el palacio de cristal, un sistema de cuerdas y poleas que permitían realizar el armado de su Modelo T la ahora conocida línea de producción móvil.

De esta forma transportaban el vehículo dentro de la fábrica para que los 140 empleados involucrados pudieran realizar su tarea correspondiente.

Al final del día, esta gran idea logró revolucionar no solo la industria automotriz, si no el resto de las industrias productivas. Especialmente, ayudó a las que requerían un proceso complicado de ensamble como la industria automotriz.

Esta extraordinaria idea hizo que las personas tuvieran acceso a productos que antes eran solamente un sueño.

 

Maximizaron la producción

 

Uno de los logros más importantes de la línea de producción fue el incremento de la productividad al lograr reducir el tiempo de producción del armado total del Modelo T. Esto podía llevar hasta 12 horas y media, logrando disminuirlo a tan solo 93 minutos.

Al incrementar la productividad de una empresa, los empleados se ven beneficiados por tener acceso a mejores salarios y esto genera que puedan gastar más. Los economistas llaman a este fenómeno círculo virtuoso de crecimiento.

Esta mejora en la calidad de vida se esparció rápidamente al campo y motivó a las personas de poblados alejados a buscar un mejor salario. Muchos empezaron a migrar a las grandes ciudades para trabajar en las plantas.

 

Crecimiento de la producción de un 1000 por ciento

 

Parte del gran éxito de Henry Ford al idear este proceso fue la estandarización de piezas. Incluso se estandarizó el color, de ahí la famosa frase “Pueden tener un Modelo T del color que quieran, siempre y cuando sea negro”.

Todo esto se deriva de que, además de que el color negro era más económico, secaba más rápido y podían armar los componentes sin riesgo de errores al colocar piezas de manera más ágil.

Estos cambios lograron que Ford diera un enorme salto, de producir 100 vehículos diarios a tener listos 1000. Además, ya no era necesario contratar empleados cien por ciento especializados.

Para evitar la rotación de personal, la fábrica de Ford incrementó los salarios a 5 dólares al día e instauró semanas laborales de 5 días, lo cual fue poco a poco adoptado por otras empresas.

Estas acciones claramente incrementaron el costo de operación, sin embargo, la eficiencia del proceso permitió que el precio al público del Modelo T bajara de 850 a tan solo 260 dólares, generando una alta demanda sin importar el nivel socioeconómico del trabajador.

Tan solo un año después, la fábrica de Ford produjo alrededor de 300 mil autos Modelo T con 13,000 empleados. Mientras tanto, el resto de las armadoras de autos en conjunto lograron fabricar solo la mitad, con más de 60 mil empleados.

Los bajos precios de fabricación terminaron por permitir que casi cualquier persona tuviera acceso a un vehículo automotor.

Visita el Blog de Bardahl Industria para encontrar más información interesante sobre este y otros temas.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 
Habla con un Experto de Bardahl Industria
En Nuestro Blog
 

Las 3 Industrias más Rentables de México

Tiempo de lectura: 3 minuto(s)

México presume de una economía diversa con una diversidad de industrias que... Ver artículo

Leer más

La Importancia del Termoformado en la Industria de la Construcción

Tiempo de lectura: 3 minuto(s)

El termoformado es un proceso importante en la industria de la construcción... Ver artículo

Leer más

En esta sección podrás encontrar todos los eventos a los que asistiremos.

Ver Calendario

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO