BLOG

Sin categoría > ¿Cómo Cambió la Revolución Industrial a la Manufactura?
¿Cómo cambió la revolución industrial la manufactura?
¿Cómo Cambió la Revolución Industrial a la Manufactura?

En 1760 se dio la Revolución Industrial, que fue el primer gran proceso de transformación tecnológica, social y económica.

Surgió en Europa y permitió lo que hoy conocemos como industria manufacturera, además de un gran avance en las sociedades del siglo XVIII.

 

Antes de la Revolución Industrial

 

Antes de que estallara la Revolución Industrial, todos los productos eran manufacturados en pequeños talleres o incluso en casas.

Los fabricantes eran personas altamente especializadas en su oficio y solamente se dedicaban a ello, tenían una demanda controlada de sus productos. Cuando una persona requería ropa, acudía al sastre y si requería herramientas o algún elemento metálico acudía con un herrero.

Los fabricantes no tenían mucha capacidad productiva, por lo que los productos que realizaban estaban destinados a un mercado local. Las posibilidades de crecimiento eran pocas.

Así mismo, la instalación de fábricas y talleres permitieron que las personas que no tenían un oficio definido pudieran laborar con poco entrenamiento.

De esta forma lograron incrementar su nivel adquisitivo, que resultó en mayor demanda de productos y oferta laboral en las ciudades.

 

La automatización y la sociedad

 

Con un sistema automatizado de fabricación, los trabajadores de las grandes fábricas podrían enfocarse en una tarea específica del proceso de producción. Tanto así que muchos trabajadores no tenían conocimiento del rol que jugaba su trabajo en el producto terminado.

Sin embargo, no se requería especialización y ni capacitación para lograr hacer un buen trabajo.

Este trabajo sencillo y rápido, así como la explotación y bajos sueldos, lograron reducir significativamente los costos de la producción, haciendo más accesibles los productos para las masas.

Los mismos trabajadores de algunas de las fábricas, ayudaron a incrementar la demanda de productos y servicios que antes se creían imposibles.

Al incrementar las capacidades productivas se incrementó la oferta. Muchas veces, esta superaba la capacidad de compra de los mercados locales y como resultado se buscó ampliar el comercio, obligando a los fabricantes a buscar rutas de comercio hacia otros puntos del continente europeo.

Gracias a las rutas comerciales y los vehículos impulsados por vapor, que comenzaban a dominar los caminos en esa época, se podía pensar también en el nuevo continente.

En 1820 con la aparición del ferrocarril, las líneas comerciales se acortaron y también simplificaron el comercio.

El 80% de las personas que en ese momento habitaban en el campos buscaron migrar a las ciudades para así obtener un salario fijo por un trabajo menos demandante que el del campo y así tener acceso a una mejor calidad de vida.

Las labores de agricultura, ganadería y pesca quedaron en manos de unas pocas personas, quienes también lograrían grandes avances con los procesos industriales, las máquinas y vehículos motorizados.

Las grandes fábricas requerían cada vez más trabajo y mucha de su maquinaria era impulsada por vapor. La mano de obra se hizo cada vez más eficiente y se lograba producir más, reduciendo sus costos y llegando a mas sitios.

Muchas empresas que se beneficiaron de esto aún existen hasta el día de hoy. Tal vez hayan cambiado sus productos o servicios, pero han aprendido a adaptarse desde ese entonces.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 
Habla con un Experto de Bardahl Industria
En Nuestro Blog
 

¿Cómo se Hace el Cristal Esmerilado?

Tiempo de lectura: 2 minuto(s)

Cuando un trozo de cristal se le da un acabado mate, se... Ver artículo

Leer más

¿Cuál es el Material más Fuerte del Mundo?

Tiempo de lectura: 2 minuto(s)

Si te interesan los últimos avances en tecnología, o si te encanta... Ver artículo

Leer más

En esta sección podrás encontrar todos los eventos a los que asistiremos.

Ver Calendario

 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO