BLOG

Sin categoría > ¿Cómo Surgieron las Fibras Sintéticas?
¿Cómo Surgieron las Fibras Sintéticas?
¿Cómo Surgieron las Fibras Sintéticas?

Desde que los seres humanos buscaron refugio y comenzaron a cubrir sus cuerpos, las fibras o telas han sido utilizadas y requeridas. En esa antigua época tenían disponibles fibras naturales; primero la piel de animales, y más adelante, seda, algodón, lana, lino y muchos otros recursos. Conforme la tecnología continua avanzando hemos encontrado nuevas formas de procesar las fibras naturales con diferentes objetivos, ya sea hacer las telas más resistentes, más ligeras o con materiales reciclados, haciéndolas más amigables con la naturaleza, o incluso, para que se sequen más rápido, y otras aplicaciones que hoy en día nos parecen normales, pero hace muchos años, eran inalcanzables. Esto también ha llevado a que la industria de la moda sea multimillonaria.

 

Los primeros intentos de las fibras sintéticas

En un inicio, las fibras sintéticas solo buscaban replicar las características de las fibras naturales con algunas mejorías e incluso, reducir el costo de fabricación. Un químico suizo, de apellido Audemars, fue el primero en recibir una patente para una seda artificial, a principios del los 1800. Lo logró tomando la corteza de los árboles de moras y refinándola para hacer fibras muy delgadas; esto le daba las cualidades de suavidad de la seda original. Alrededor de esa misma época, Joseph Swan desarrolló el rayón, a partir de la pulpa de la madera y que, sorprendentemente, se sigue utilizando con mucha frecuencia hoy en día, ya que es altamente absorbente y puede teñirse con facilidad.

Al igual que la seda y el rayón, el PVC fue desarrollado en la misma década, que sirve como un recubrimiento para convertir las telas, ya sean sintéticas o naturales, en repelentes al agua o hidrofóbicas. Sin embargo, poco se sabía de este recubrimiento y no fue patentado sino hasta 1913.

 

Las telas sintéticas con el avance de las tecnologías

Es de esperarse que los avances tecnológicos también hayan tenido efectos en la industria textil. Uno de los ejemplos que podemos mencionar es el nylon, que fue inventado alrededor de 1935 por la empresa DuPont. Este material ganó rápidamente popularidad porque ofrece al público una alternativa más económica que la seda para la fabricación de calcetines y medias. El nylon se complementó en 1940 por el poliéster y, más adelante, se realizaron combinaciones muy populares.

El spandex, por ejemplo, fue traído a la industria como un intento de substituir al látex, pero se encontró que era mucho más poroso y menor residente que este último, por lo que se desvió su uso para la industria de la vestimenta. El kevlar, que conocemos gracias a que es ampliamente utilizado en la fabricación de chalecos antibalas, fue inventado en 1966 y tiene más de 200 diferentes usos, desde el recubrimiento de neumáticos, hasta la fabricación de equipo deportivo como raquetas de tenis.

 

Las fibras sintéticas hoy en día

La popularidad de las fibras sintéticas ha caído un poco en la actualidad, especialmente en la industria de la moda que ha regresado a las fibras naturales como materia prima predilecta para la fabricación de prendas de alta gama. Sin embargo, otras fibras sintéticas son bien utilizadas para prendas deportivas o militares y hoy en día son más utilizadas en Estados Unidos que, incluso, el algodón, tomando en cuenta que la mezclilla proviene de esta fibra natural.

Los investigadores no han parado ahí y continúan trabajando en la fibra sintética del futuro, como la nanoPE creada en Stanford en 2016, que permite un efecto de enfriamiento más rápido en una tela con mayor densidad. ¿Hasta dónde llegará la industria de las fibras y las telas? Descubre todo lo relacionado con la historia de las distintas industrias en el blog de Bardahl Industria.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 
Notas recientes
 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO