BLOG

Sin categoría > Funcionamiento del Motor de un Crucero
¿Cómo funciona el motor de un Crucero?
Funcionamiento del Motor de un Crucero

¿Sabes cómo funciona el motor de un crucero?

Los hoteles flotantes requieren de una gran cantidad de energía, no solo para moverse, también para alimentar todos los elementos que requieren electricidad durante el viaje.

¿Cómo se puede generar tanta energía?, ¿Qué se requiere para ello?

Los cruceros tienen dos formatos de motorizaciones que platicaremos más adelante, en ambos casos se requiere de combustible… ¡grandes cantidades de combustible!

Un crucero grande en promedio, requiere de alrededor de 120 litros de combustible para moverse un kilómetro y en un día, tomando en cuenta la generación de energía eléctrica y el movimiento, consumen alrededor de 300 mil litros de combustible.

La capacidad del tanque de combustible debe ser superior a los 7 millones de litros para alimentar cualquiera que sea su tipo de motorización.

 

Motorización por turbinas

 

Las turbinas de gas aero-derivativas utilizan un gas para que dentro de la cámara de combustión exista una explosión.

Muy similar al funcionamiento de una turbina de avión, debe liberar la cámara del gas de escape, el cual sale de la cámara de combustión a manera de un gas caliente, que a su vez, moverá unas aspas que comenzarán a girar de manera circular y eso entonces mueve las propelas de la embarcación.

A diferencia de los aviones, que requieren una gran cantidad de potencia para que la velocidad máxima logre la dispersión y sustentabilidad del viento, los cruceros requieren del torque para movilizar toda la masa.

La propela gira en algunos casos a un máximo de 80 revoluciones por minuto, y esta relación es posible gracias a las transmisiones, por lo que resulta como una opción más amigable con el medio ambiente.

Conforme pasa el tiempo, cada vez son más comunes este tipo de sistemas de propulsión.

 

Motorización electo diésel

 

Como su nombre lo indica, este tipo de cruceros cuentan con dos motores, uno a diésel y otro eléctrico.

El motor de combustión hace las funciones de generador de electricidad, que da la energía para que el motor eléctrico propulse la propela.

De esta manera, el motor de combustión puede alimentar de una manera más eficiente a ambas necesidades, el tren motriz y la planta de luz que alimenta de energía eléctrica a toda la embarcación y permite el uso de las facilidades.

El crucero puede encontrarse con un motor de diésel y un motor eléctrico por cada una de las propelas, o un motor de combustión más grande que alimenta a dos o más motores eléctricos y en algunos casos, un par de motores que solamente hacen funciones de generador o planta de luz.

Así mismo, los motores eléctricos y las baterías se alimentan gracias al mismo movimiento del crucero, que ingresa por algunos canales que asisten al enfriamiento de algunos componentes.

Estos cuentan con una especie de aspas que están conectadas a un motor, que giran gracias al paso del agua y transforma el movimiento y magnetismo en energía eléctrica y la almacena en las baterías.

Cada uno de estos pequeños motores no genera mucha energía, pero son una gran cantidad de ellos, por lo que el resultado es favorable.

El motor de un barco crucero normal cuenta con el equivalente a 50 mil caballos de potencia en promedio y alcanzan hasta los 109 mil, pero lo ocupan más que nada como torque para mover las 133 mil toneladas a una velocidad de cerca de 50 kilómetros por hora.

Y resultan como sistemas que, a pesar de que son conocidos, son sumamente complicados. En nuestro blog encontrarás más acerca de como funcionan los equipos y las maquinarias.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 
Notas recientes
 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO