BLOG

Sin categoría > Historia de la Lubricación
Historia de la Lubricación
Historia de la Lubricación

Antes que el hombre inventara las máquinas realizó uno de los más sorprendentes inventos de la historia, la rueda.

Se estima que inventó la rueda 3,500 años antes de Cristo y rápidamente comenzó a rodarse la voz a lo largo de lo que hoy es Europa. Posterior a este gran invento, comenzaron a desarrollarse máquinas y gracias al ingenio humano, simplificaron tareas que anteriormente podrían resultar maratónicas.

Las carretas fueron las primeras en aparecer, apoyadas claro de las ruedas de piedra. No mucho tiempo después comenzaron a crecer y modificarse, de tal manera que podrían transportar humanos con la fuerza de animales, que ya comenzaban a ser domesticados, así nacieron las carretas.

Algunos datos históricos muestran señas de su existencia en Egipto desde antes del 1,400 A.C. Sin embargo, fue muy claro de inmediato que la fricción era un gran enemigo y que la fricción entre piedra y madera, madera y madera o metal y madera, generaba altas temperaturas que terminarían por quemarla.

 

Los principios

 

Los primeros intentos de evitar daños ocasionados por la fricción eran para enfriar el calor generado más que evitarlo. En algunas ocasiones se muestran señas del intento de utilizar agua una vez que terminaba la carrera. Luego comenzaron a darse cuenta que podían utilizar aceites, como el de olivo, ya que eran más efectivos.

Así se dieron cuenta que algunos líquidos con mayor viscosidad no solamente disipaban el calor de las maderas y metales, también evitaban que se llegara a tales temperaturas incluso antes de que comenzara a generarse. Al mismo tiempo, notaron como las ruedas se movían con una menor resistencia y así se marca el inicio de la lubricación de las máquinas.

 

Lubricación moderna

 

En 1850 se perforó el primer pozo petrolero en Filadelfia, Estados Unidos, y con ello se marca el parteaguas de la fabricación de lubricantes basados en petróleo, en lugar de los que existían hasta ese momento, basados en grasas animales y aceites naturales de plantas.

A principios del siglo XX, como resultado de la creciente industria automotriz, los fabricantes de aceites comenzaron a desarrollar procesos de refinado del petróleo. Entre los procesos para refinar el petróleo se comienza a utilizar el proceso por solventes, mismo que se utiliza hoy en día.

Los aceites sintéticos aparecen alrededor de 1950, para la industria de la aviación y aeroespacial, debido a su composición ligera y tolerancia térmica. Gracias a este desarrollo, comienzan a aparecer los aceites multigrado para motores de automóviles, que permiten un funcionamiento más eficiente en distintos climas, especialmente los fríos.

La evolución de la lubricación continúa, especialmente derivado de la creciente demanda y creación de maquinaria y motores más especializados. Estos, requieren un lubricante que les permita incrementar la productividad, brindar mayor confiabilidad, estabilidad de desempeño, eficiencia térmica y cuidado ambiental.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 
Notas recientes
 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO