BLOG

Sin categoría > Historia de los Motores en la Aviación
Historia de los Motores en la Aviación
Historia de los Motores en la Aviación

El 17 de diciembre de 1903 los hermanos Wright culminaron más de 4 años de diseño y desarrollos con un vuelo que duró 12 segundos. Se extendió por alrededor de 40 metros, dando el primer paso a lo que hoy conocemos como aviación.

A pesar de que Leonardo Da Vinci e Isaac Newton tenían prototipos de artefactos voladores, este fue el primero éxito de vencer la gravedad utilizando motores de combustión, que ya tenían cerca de 20 años de desarrollo, y era cuestión de tiempo para que los diseñadores e ingenieros encontraran la manera de equiparlos para volar.

 

El primer motor de aviación

 

El motor de los hermanos Wright era sumamente básico, si tomamos en cuenta los estándares de hoy en día. Tenía una disposición de 4 cilindros en línea, colocados horizontalmente y producía 12 caballos de fuerza. No usaba un carburador, bujías o sistema de bombeo de combustible, y aún así sobrepasaba las expectativas de Orville y Wilbur; quienes habían calculado requerir de 8 caballos de fuerza para emprender el vuelo.

 

Motores radiales

 

Unos de los motores más populares a lo largo de la historia de la aviación, y que más tiempo duraron equipados en los aviones, son los motores radiales.

Su diseño en forma de flor permitía colocar un pistón en cada “pétalo” y un solo eje para propulsar las aspas del avión. Este eje hacía que cada pistón recorriera todo el cilindro y así comprimiera el combustible para prepararlo para la explosión asistida con una bujía.

Estos motores comenzaron a fabricarse alrededor del 1911 por LeRhone y producían alrededor de 110 caballos de fuerza y eran enfriados por aire.

 

Motores en línea

 

Poco tiempo después en 1915 comenzaron a aparecer los motores en línea, similares a los que conocemos hoy en día en los autos. El pionero, la ahora reconocida marca de autos de lujo Rolls Royce, quien produjo un V12 enfriado por agua. Capaz de desarrollar hasta 375 caballos de fuerza, tomando en cuenta el tamaño de los aviones del ejercito, los hacía sumamente rápidos y sencillos de mantener.

 

Primeras turbinas

 

Hans von Ohain, un ingeniero alemán, es acreditado por desarrollar el primer motor de turbina para la aviación que funcionó adecuadamente en 1930. Sin embargo, las primeras pruebas comenzaron hasta 1941, cuando otro ingeniero alemán, Heinkel tomo los diseños de von Ohain y los implementó en su avión, el Heinkel He178 y así se dio el primer vuelo de un avión propulsado exclusivamente por una turbina. Este aparato alcanzaba una velocidad de 598 kilómetros por hora con un empuje superior a las 1,300 libras y podía permanecer en batalla por solo 10 minutos.

Estas tecnologías abrieron el camino para que en 1951 apareciera el Havilland Comet. El primer avión comercial que utilizaba turbinas como sistema de propulsión, que en 1952 realizaría su primer viaje intercontinental entre Londres y Johannesburgo.

Increíblemente este aparato fue retirado en 1997, tenía una capacidad para 36 pasajeros y alcanzaba una velocidad crucero de 805 kilómetros por hora.

A partir de ese momento, gracias a los diferentes avances tecnológicos, la incorporación de tecnologías híbridas y otros elementos que han permitido grandes avances para la industria de la aviación, que nos permiten hoy en realizar viajes transoceánicos con confianza y seguridad.

La historia de la aviación es sólo una de las que podrás encontrar en nuestro blog de industria.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 
Notas recientes
 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO