BLOG

Sin categoría > Quitar el Grafiti de las Paredes de tu Negocio
Quitar el Grafiti de las Paredes
Quitar el Grafiti de las Paredes de tu Negocio

Desde hace muchos años, los “artistas urbanos” se han adueñado de las paredes de todas las ciudades y poblados del mundo. Los han convertido en un lienzo en blanco, el cual en raras ocasiones puede ser una verdadera obra de arte. Sin embargo, tristemente la mayoría de las ocasiones estas resultan un verdadero insulto para la vista de todos aquellos que pasan por enfrente o peor aun, dañan significativamente la imagen de los negocios en dónde realizaron.

Las pinturas de aerosol que son las más utilizadas, tienen una base de aceite que le permite a la pintura adherirse de mejor manera a las diferentes superficies. En el caso de estar pintada la pared sobre la cual “rayan”, disuelven la pintura de la superficie para adherirse mejor, por lo que al final el daño generado es aun más profundo.

 

Limpieza de las paredes con grafiti

 

Una de las maneras más sencillas de remover la pintura es utilizar presión. Una hidrolavadora puede ser sumamente útil en estos casos y de ser posible agregar un desengrasante multiusos, permitirá generar una espuma que hace las funciones de la arena en un chorro de arena. La única precaución es que mucha presión puede llegar a dañar el resto de la superficie, por lo que se recomienda comenzar de menos a más.

Quitarlo a mano es difícil, pero no imposible. Los solventes de pintura en este caso serán la mejor opción, una esponja dura y una gran cantidad de paciencia serán los mejores productos para remover la pintura. Los movimientos circulares serán la mejor opción y una gran cantidad de toallas secas para limpiar todo lo que puede escurrir que al final puede manchar más.

 

Como evitar más grafiti

 

Para evitar que el grafiti vuelva a hacer daño en el exterior de tu negocio depende de la superficie. En el caso de puertas metálicas, puedes agregar una ligera capa de lubricante multiusos, que no permitirá que la pintura seque una vez que está aplicada y será más difícil de remover.

En el caso de paredes pintadas, lavarlas ocasionalmente utilizando un quitamanchas hará una función similar que el lubricante multiusos sobre el metal. Esto hará que la pared sea más fácil de limpiar.

En el caso de paredes de concreto, ladrillo u otros materiales sin pintura, se recomienda aplicar algún acabado tipo resina. Además de evitar que la humedad tenga efecto con el paso del tiempo, no permitirá que la pintura, en caso de sufrir un ataque de grafiti, seque sobre la superficie y será sumamente fácil limpiarlo.

Adicionalmente a la limpieza y prevención, si continuamos con estas acciones, los mismos “grafiteros” desistirán de hacer uso del exterior del negocio al ver que no pueden plasmar su creatividad en las superficies.

Acércate al blog para conocer más consejos de limpieza de los negocios.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 
Notas recientes
 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO