BLOG

Sin categoría > Tipos y selección de grasas lubricantes
Tipos y selección de grasas lubricantes

¡Qué difícil es elegir entre una grasa lubricante y otra! Este es el pensamiento de muchas personas que consideran que la elección de la grasa es complicada, pero, en la práctica no es así.


A continuación, desmitificaremos algunos aspectos acerca de la grasa lubricante y cómo hacer una elección sencilla dependiendo de los requerimientos que tú o tu empresa requieran cubrir. 

 

Características de la grasa lubricante

Las grasas lubricantes pueden definirse como sólidos o semifluidos resultados de la dispersión de un agente espesante en un líquido lubricante. 

Las grasas lubricantes contienen del 65 al 95% en peso de aceite lubricante, del 5 al 35% de espesante y del 0 al 10% de aditivos (líquidos y/o sólidos). 

Dependiendo de la cantidad de sólidos, el producto resultante se clasifica como:

  • Grasa (< 10% sólidos)
  • Grasa-pasta (del 10 al 40% de sólidos) 
  • Pasta (>40 % sólidos)

 

Componentes principales de una grasa

Para realizar la mejor elección de la grasa lubricante, primero hay que entender las bases y las diferencias entre grasas, pero, en general, se manufacturan con tres componentes base: aceite base, espesante y aditivos.

 

  • El aceite base lubrica y reduce la fricción entre superficies en movimiento; es la misma función que cumple un aceite base en un aceite lubricante

 

  • El espesante funciona como una esponja: tiene como misión retener el aceite en reserva hasta que sea necesario lubricar. El espesante responde a fuerzas externas, como movimientos, vibraciones o temperaturas, que lo activan para que libere aceite

 

  • Los aditivos complementan la capacidad lubricante del aceite base y mejoran sus características, como protección anti desgaste y prevención de herrumbre

 

¿Grasa con aceite base mineral vs grasa con aceite base sintético? 

Esta rivalidad entre grasas siempre ha existido, pero en realidad, tenemos que decirte que la grasa con aceite base sintético, es mejor que la grasa con aceite base mineral. 

Esto sucede, porque la mayor parte de los productos sintéticos, suelen ofrecer ventajas significativas sobre los productos minerales; entre ello, una vida más útil y prolongada. 

Las grasas sintéticas son grasas basadas en aceites sintéticos, tales como aceites ésteres y siliconas, que no se oxidan tan rápidamente como los aceites minerales; por tanto, los fluidos sintéticos tienen una capacidad de lubricación superior sobre un rango de aplicaciones mucho más amplio.

 

Desempeño de la grasa con aceite base mineral vs grasa con aceite base sintético

Cuando se trata de aplicaciones en altas temperaturas, la grasa con aceite sintético se afina menos que el aceite mineral y a la vez, provee una mayor protección al formar una película de aceite más gruesa entre las superficies. 

Otra propiedad de los aceites sintéticos, es que tienden a degradarse menos a temperaturas elevadas: este fenómeno se denomina oxidación. Por lo general, la velocidad de oxidación se duplica por cada 10 °C por arriba de 120 °C.

En bajas temperaturas, el aceite sintético también actúa de mejor forma que el aceite mineral, ya que mantiene una viscosidad adecuada y una fluidez mejor que la del aceite mineral. 

Es importante recordar que la viscosidad es fundamental para que el espesante libere el aceite dentro de la aplicación, ya que es el aceite en la grasa y no el espesante ni los aditivos el que lubrica.

 

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

 
Notas recientes
 
RECIBE ASESORÍA
EN LUBRICACIÓN
SIN COSTO